Entrevista a Pablo Santander

 

Talking with the Moonlit Knight (Remix)

por Remigio Aras

 

Melómano; fan de la sinestesia y los gatos; diseñador teatral de formación; afortunado de tener buenos amigos; gusta de poca bulla; criado y encariñado del Cajón del Maipo; con ganas de crear representaciones de la historia del hombre, sus mitos y misterios en grandes templos e ilustrar canciones; sobre quienes admira, procura no separar al artista de su arte, pero que el ego no se anteponga a su obra; con ustedes… Pablo Santander.

 

 

Pablo, ¿en qué estás ahora en lo que a tu trabajo profesional en la industria del cómic se refiere?

Aparte de mi trabajo independiente estoy dedicado al webcomic Atom Candy; haciendo dupla con Sergio Alejandro Amira. Estamos felices, ya que pasamos la barrera de las 100 páginas y cada vez la historia toma más profundidad. Aparte estoy en el proyecto Hell’s Café junto a la guionista estadounidense, Serena Valentino (autora de Gloomcookie, Nightmare and Fairy Tales y novelas para Disney) ambientada en una junta de escritores en la New Orleans, durante la noche de brujas, a fines del siglo XXIX. Además: arte visual para grupos rock como Imaginary Noise, preparando talleres para el verano, por supuesto algunas cosas más se cocinan con Sergio Alejandro Amira

 

Ilustración para Atom Candy de Sergio Amira y Pablo Santander

 

Bruxelles Metropole es publicada por Glénat, Bélgica, ¿cómo llegaste a trabajar en esta serie?

Fue a partir de una fallida participación en un concurso de historieta organizada por Glénat sólo a nivel europeo, alrededor de 2004, las páginas del proyecto (5 páginas, el guión mas parecía un sueño de una ciudad de Berlín futurista, cubierta de una selva carnívora) las puse en varios sitios y foros de historieta francobelga. Un editor de la misma editorial Glenat Benelux vio las páginas de mi proyecto y le encontró potencial; me hizo un breve cuestionario de intereses, gustos etc. (aparte del cv) y me tuvo a prueba con el guionista con quien trabajo por casi un año hasta que Bruxelles Metropole fue aceptado.

 

Portada hecha para Bruxelles Metropole por Pablo Santander.

 

Fuiste alumno y ayudante del gran historietista chileno Máximo Carvajal, cuéntanos como lo conociste  y qué aprendiste de él.

A don Máximo (o maestro Mutenroshi como le decían en el club de ciencia ficción de Carlos Raúl Sepúlveda) lo conocí en 1982, a través de mi madre, que era alumna de Rene Poblete en un taller de pintura en los talleres 619, donde don Máximo tenia junto a Rene su taller de historietas. Ahí, aparte de dibujar por primera vez modelos desnudas (tenía 11 años) aprendí con él sobre la historieta adulta (Breccia el viejo, Moebius y sobre todo Pratt, que me influenció fuertemente hasta la universidad) composición y cosas así (lo de dibujo lo había aprendido de manera autodidacta) aparte de enseñarme que había más que sólo historietas y libros de historia; novelas, poesía…

A fines de 1983 creo, perdí el contacto con don Máximo hasta principios de los 90′s, iba a visitarlo y de vez en cuando me encontraba con su hijo (Beño, fan de Yes) Fito Manga, Gonzalo Martínez, Christiano… fui su ayudante para una serie de biografías en historieta sobre personajes famosos, le ayudaba a terminar bocetos básicamente, la pasaba muy bien y me ayudó mucho. Cuando se fue me dolió como si hubiera partido un padre, creo que parte de como era él lo mostró Christiano en una tira.

 

Al igual que Máximo Carvajal, te tocó dibujar a uno de los personajes más lóngevos y reconocibles del cómic chileno como es el Dr. Mortis. ¿Fue esa experiencia informada por el trabajo de Carvajal en alguna forma?

Recuerdo que escuchaba el radio teatro del Dr Mortis en la radio, dentro de un baúl azul que usaba de féretro, aparte, estaban las revistas que coleccionaba un tío de mi madre, claro, después vino el encuentro con don Máximo, con quien aprendí mucho sobre cultura y arte; agreguemos a esto la influencia de Breccia el viejo, Coré, la revista Creepy, las películas de la productora Hammer, etc; en resumen, todo esto alimento mis ganas de ilustrar narrativamente a este personaje, al cual quise dar un aspecto mas inspirado, de paso, en otro artista que admiro: Peter Murphy.

 

Ejemplo de Viñeta hecha por Pablo para In Nomine Mortis.

 

Según entiendo tus comienzos como artista profesional de cómics fueron en la editorial chilena Dédalos (que funcionó entre 1998 y 2001). Cuéntanos de esta experiencia.

Tengo recuerdos encontrados, por un lado interesante fue para aprender que hacer y sobre todo, que NO hacer en el proceso de trabajo y edición de un cómic; estrictamente sobre Media Noche (guión de Miguel Higueras) se me contactó como dibujante de reemplazo a Cris; la idea era hacer una linea de montaje, alguien se encargaba del guion, otro de los lápices, alguien de las tintas, otro los colores, etc. El resultado (“genial idea editorial”) fue bastante disparejo, solamente estabilizándose un poco en el tercer número. Aparte, hice los storyboards para el cómic Catboxing ilustrada por Dan Dreg y entintar un numero de Rayen (por Zombie) donde tuve que corregir mucho, a causa de su calidad (para esa época) aun en un nivel no recomendable para publicación.

 

¿Qué cosas a tu juicio han cambiado y qué cosas siguen igual (o peor) en la incipiente industria del cómic chileno desde el cierre de Dédalos?

Hay de todo, por el lado deficiente: editores a nivel de maestro chasquillas o con bajo nivel crítico o derechamente estafadores. Lo mismo corre para algunas publicaciones, aun limitadas como para poder competir con lo que se hace fuera de Chile. Por el lado positivo: hay artistas de excelente nivel y gestiones editoriales proactivas como Pezarbóreo y MitomanoComics, más de acuerdo con estos tiempos. La ventaja principal ha sido Internet. Ahora se puede medir y pulir historias sin casi costo alguno, hasta que por el peso de público, llega a editarse en papel.

 

¿Qué nos puedes contar de tu trabajo como ilustrador en el juego de Cartas Mitos & Leyendas?

Trabajé en Mitos & Leyendas inmediatamente después de la experiencia de Dédalos hasta el 2006. En general fue entretenido, aunque la paga era irregular (podían pasar cuatro meses sin que te cancelaran ilustraciones) la demanda estilística iba por algo mas apoteósico y menos realista (el cual era mi estilo) lo que lograba que mi nivel fuera relativo de colección en colección, intentando adecuarme. Al final, en las ultimas ediciones, preferí decantar por mi estilo.

Ilustración de Pablo Santander

 

Has realizado varias historias ya para MitomanoComics. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

Entretenida, ya que se dibuja rápido, acentuando las historias en la acción, casi como dibujar cuando uno era niño, Sergio también capta eso, por lo cual las historias están llenas de situaciones y enfrentamientos, muy dinámico.

 

Sabemos que a la hora de crear todos los conocimientos son útiles, dicho esto, ¿te han ayudado particularmente tus estudios en diseño teatral a la hora de hacer ilustración?

Diseño teatral, aparte de forzarme a ser más dúctil en mi trazo, me preparó a tener una disciplina y un bagaje cultural y estético práctico, suficiente para poder emplearlo en el medio que fuera (diseño y confección de vestuario, maquillaje, estenografía, iluminación, etc., tanto de época como personal) aparte de manejo del espacio y composición tridimencional, materias paralelas en varios aspectos con arquitectura, algo que me vino muy bien para Bruxelles Metropole, donde la ciudad es un protagonista más, aunque la deformación profesional hiciese que a veces me indicaran que tal fondo era “muy teatral”.

 

Ilustración de Pablo para “Hells Cafe”

Últimamente has tenido un reencuentro con las tablas. ¿Puedes contarnos sobre esto?

Me toca participar periódicamente como parte del elenco de la opera rock De Simón a Pedro, una versión de la pasión de Cristo a través de la mirada de Pedro. A mí me toca representar un monje franciscano que retrata la crucifixión de Jesús y luego la de Pedro, todo en vivo y en directo. Aunque es breve (6 minutos) la adrenalina corre como si fuera una carrera de 100 metros planos.

 

¿Qué historietas publicadas este año han llamado tu atención? ¿Qué estás leyendo actualmente?

No sé que puede definirse como novedades, pero así recordando, muy poco; la nueva Wonder Woman, Batwoman, cosas de Bastien Vives, Michael Sanlaville, estuve siguiendo la serie Bakuman, Billy Bat, Brujas de Daisuke Igarashi, lo que he podido pillar de la reedición de Valentina Mela Verde, END, Aude Picault, lo último de Arthur de Pins, Paulette Comete, W.E.S.T., Saga, Jukebox de Charles Berberian, Electric Requiem (otra bio de Hendrix), Artesia, lo nuevo de Love and Rockets, otra mini serie sobre la guerra de Sambre, etc. Y releyendo Jean Claude Forest y aprendiendo.

 

 

¿Y en el plano musical?

En novedades poco, igual cosas como Il Guardino Armonico y sus afinaciones de obras barrocas,  Paula Herrera, Kali Mutsa, Grimes, Bat for Lashes, Butcher boy, Alpine, Espers, The Valerie Project, Tycho, Sula Bassana, Barry Cleveland, el coro georgiano Rustavi, cosas así.

 

Portada The Valerie Project

 

Esto puede parecer de perogrullo, pero en tu opinión cuales son las diferencias fundamentales entre el cómic europeo y el americano.

De partida en Europa si la historia no gusta, por muy bueno que sea el arte será muy difícil de vender, ejemplo, Enki Bilal (con Christin era una dupla fuerte), y recordando el libro de MacCloud sobre historieta; se desarrollan mucho los fondos, aparte no tienen superhéroes, por otro lado, las historieta salen en álbumes de 46 páginas mínimo, cada seis meses a una vez al año, con muy pocos cambios en el equipo creativo (sólo en contados casos se permite un ilustrador o guionista “ajeno” como con Blake y Mortimer) sobre temáticas, es muy variada y para todo público, he escuchado conversaciones hasta sobre encuadernaciones y con que material es mejor; etc., aunque (no se si será la educación cartesiana) no manejan tan bien el “realismo mágico” como podrían hacerlo los ingleses (usando un ejemplo cercano a ellos), más fácil de encontrar en la historieta estadounidense; y por supuesto, Norteamérica es muy fuerte en todo lo que son productos afines (películas o figuras de acción).

 

Qué artistas de las bellas artes y el cómic han sido de influencia en tu trabajo.

Aparte de la música, influencias han sido desde los libros de Leonardo da Vinci, que tenia mi madre, sus enciclopedias, libros de cuentos con leyendas europeas, tambien  don Máximo (Axxo, Nino y Nina) William Blake, Ernst Fuchs, Harold Foster, Hugo Pratt, Jean Delville, Arthur Huges, Bosh, Remedios Varo, Frank Pée, Yslaire, Gradimir Smudja, Bernsinski, en Chile, Rene Poblete, Barreda, Federico Asler, Juan Egenau, Rebeca Matte, Da Vinci, Jean Claude Forest, Marc Hardy, Tezuka, Masami Teraoka, Ul de Rico, Max Reinhard, Gen Colan, Frazzeta, Igor, Moebius, Neil Adams… se me va la memoria…

 

¿Algo más que te gustaría agregar antes de despedirnos de los lectores, Pablo?

¡Chao y gracias por el pescado!